"Las palabras se las lleva el viento..."

jueves, 16 de enero de 2014

Gritos, llantos.

Alma débil con poder que me gritas y me acosas.
Esclava de tu soledad bien merecida, arpía.
El tiempo te otorgó el reinado en mi agonía,
y te desquitas empujándome a dolorosas caídas.

Humillación pública, constante, aburrida.
Mi talón de Aquiles es la fragilidad externa,
de la que te sirves a gusto, frígida,
envidiosa de mi lucha diaria que no merma.

No te enfada mi trabajo porque esté errado, mentirosa.
Lo que te consume viva es esta amistad de la que no participas.
Fue odio a primera vista, te me tiraste al cuello rabiosa.
¿Acaso viste en mis ojos esta llama que me emancipa?