"Las palabras se las lleva el viento..."

viernes, 13 de junio de 2014

Batalla a batalla

Acabó sin flaqear, apretando los dientes, rodeada de caras tristes y sonrientes.

Debía estar aliviada y feliz pues salió victoriosa. Pero no supo cómo sentirse y simplemente se marchó.

Compartió sonrisas, pero referidas a otros temas, mientras buscaba anonadada aquella alegría, alivio, satisfacción, adrenalina, y sentimiento de triunfo que sus semejantes vivían, y que no encontró.

Se entregó a otra aventura y olvidó su suplicio. Aquella fue más intensa que todo lo sufrido y con nostalgia y tristeza, la terminó.

Solo cuando se hayó sola y pudo intensamente pensar, acertó a comprender la ausencia que la preocupaba. La batalla por la que tanto dolor había pasado, insufriblemente necesaria, no surgía de su lucha personal ni de su guerra, sino que había sido instaurada en su camino por el mundo que tanto odiaba y que siempre intentaba hacerla caer.

Se sintió sucia, se sintió usada, volvió a ver sus cadenas y sus alas arrancadas. Maldijo al poder persistente que siempre la torturaba y al hecho insoportable de que todos lo toleraban.

Esa noche sintió su vacío, y de pura impotencia y rabia, lloró.

Pero no era eso lo único que la diferenciaba del resto de almas sometidas. Todos miraban hacia atrás sonrientes. Ella alzó la vista destrozada...

Y solo ella fue capaz de vislumbrar lo que avecinaba.

Batalla a batalla - se recordó - Seguid intentando esclavizarme porque así me haré más fuerte.

Ahora que os he dejado atrás, ahora que veo al fin la lucha a la que pertenezco, podréis sujetar mis alas, pero no conseguiréis ahogar mi rugido.





No hay comentarios:

Publicar un comentario