"Las palabras se las lleva el viento..."

sábado, 28 de noviembre de 2015

Se ahogó la primavera.

Encender fuego para quemar cenizas.
El barco se hundía sin remedio, y el capitán riendo.

Búho, viste al ratón, pero eres ciego.

La jarra está vacía, es amiga del sifón y lo sigue estando.
Sólo una margarita entre mil exuberantes rosas.

Sigues sin leer bien el cuento.

Una estrella que contempla una constelación.
Es fea, porque su belleza es dolorosa y profunda.

Sí, recto, pero es un laberinto.

El topo sale cavando y luego él mismo se entierra.
El frío no existe, es la ausencia del calor.

¡Idiota!

Un día comenzó un ciclo, catastróficamente invisible,
donde siempre hay un arriba pero siempre es abajo.
Ilógico fracaso recurrente, torturador e infrenable.

Chsss, es un secreto que te dirá y sabe que no debes saberlo.

Podría ser un agujero negro entre dos dimensiones.
Nació papelera.

Oíste la vocecilla de aire comprimido.

¡Damas y caballeros! ¡Con todos ustedes… la pescadilla que se muerde la cola!
Mucha teoría y poca práctica.

No es gracioso. No te rías.

La fuente seca que sigue dando.
La historia que nunca se escribió.

Se gastó tu boli y lo tiraste, cambiaste.

Hola.

Y...

Adiós.





No hay comentarios:

Publicar un comentario