"Las palabras se las lleva el viento..."

sábado, 28 de noviembre de 2015

Vences solo, pero respiras.

Una piedra sobre el pecho
tan pequeña, que nadie la ve.
Aprieta, la sangre hierve,
opresiona, se aleja el techo.

¿Qué has hecho?

Nada y te sigue hundiendo.
Empujas hacia arriba,
las paredes te derriban
y nadie lo esta viendo.

Te falla el aire y sigues sonriendo.

Estás solo, tienes que salir de ésta.
Con cada intento un golpe más fuerte,
te enfadas con tu suerte
mientras te arrancan lo que te resta.

Todo es una mierda, perderás la gesta.

Muriendo te sientes, y ves fuego.
Una brisa tímida te acaricia,
la respiras con avaricia 
pues cumple tu ruego.

Acuérdate del viento luego.

Vuelves a rebelarte
arremetiendo con más ganas.
Te hieren y sanas,
sigue el arte de tu parte.

Vibra la llama, no pueden encerrarte.

Más rabia, más aire, más calor.
Partes la piedra, se afloja la tensión.
Vuela tu cuerpo en extensión.
Te vuelven a ver, reafirmas tu valor.

Aliviado, besas a tu alrededor.

Disfruta sin prisa.
Ahora todo va bien.
Tan bien...

que se te olvidó la brisa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario