"Las palabras se las lleva el viento..."

lunes, 11 de julio de 2016

El nido del odio

Vuelvo y todo cae, todo sigue igual.

Después de conocer la felicidad, la humanidad, la libertad, esta cárcel me asombra más.

Aquí la alegría se cuenta en gotas, los gestos se miden, las sonrisas se pierden, se escogen las palabras, se llora, se miente, se grita y se calla.

Aquí sólo hay odio camuflado.

Cuidado por donde pisas que puede explotar.

Hace dos años que expulsé al verdugo, a la matona y a la amargada de mi cuento. Hace tiempo que finjo que lo siento. 

Y aquí vuelvo a estar, confundida, recibiendo más gritos, más golpes, más ira y sin parar de preguntarme ¿cómo pudo ser esta mi vida?

En última estancia me dan pena, porque ya no es la mía, pero siempre fue, es y será la suya.

Paso el tiempo en mi aventura y se me acerca el perdón al corazón...

Entonces vuelvo, y se me pasa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario